in

El porno profesional de Tru Kait, pequeñas píldoras sexuales de lo más rentables

Las colaboraciones puntuales y poco constantes de Tru Kait en el ala profesional del sexo filmado solo han servido para aumentar el número de seguidores en sus cuentas personales de Onlyfans y ManyVids. Una estrategia poco ética y, por desgracia, cada vez más extendida entre las mejores camgirls del negocio (Sia Siberia, Purple Bitch…) que solo quieren hacerse famosas para jubilarse con el rédito obtenido. Ni siquiera las todopoderosas Brazzers y Jules Jordan (aquí y aquí) pudieron conservar el contrato en exclusiva de la starlet cuando en 2021 se proclamó como un gran descubrimiento venido del mundo amateur.

Por suerte, de vez en cuando la joven estadounidense de sabor latino sale a la superficie para captar nuevos adeptos a sus plataformas de pago. Una gestión y un reclamo de lo más rentable para la trayectoria de la influencer, pues le permite lucrarse con mediocres escenas vainilla en lugar de cambiar el chip y evolucionar hacia repertorios sexuales más especializados. Como por ejemplo su aparición en la manida serie Public Agent, donde con muy poco esfuerzo termina rentabilizando su potente cuerpazo sin salir de su zona de comfort.