in

Las magníficas ubres de Violet Myers

El perfil tetil (también llamado activo mamario) de la pornovata Violet Myers me recuerda mucho al de la starlet Ella Knox. Presenta esa característica y abrupta curva en sus senos que confiere una naturalidad que no se puede imitar con cirugía plástica, unas cualidades muy demandadas en el nicho de tetonas. Lo que comúnmente llamamos tetas de vaca. Lo cierto es que Violet (apodada a veces Luna Bunny) dio el salto al porno en la legendaria productora Score (una compañía donde viven por y para las tetas de gran tamaño) con poco más de 20 años y ahora BangBros se ha fijado en su cuerpo lozano. Una anatomía que podría hacer el trasvase del BBW al comercial con una muy buena acogida a juzgar por las magníficos volúmenes corporales que presenta.