in

Brooklyn Chase transiciona a la zona MILF

Nos acostumbramos a verla rodeada en jaurías de afroamericanos furiosos, formando parte del catálogo de señoritas blancas que la infame Dogfart Network utiliza para sus gangbangs interraciales, e incluso sacó sobresaliente cuando Elegant Angel la puso a prueba en su primer doble vaginal, cuando gozaba de una portentosa anatomía. Por eso nos extraña que Brooklyn Chase se aleje del porno poco escrupuloso y empiece a coquetear en la conocida zona MILF, la delgada línea que, una vez traspasan las actrices, se las encasilla eternamente en roles de madrastras cachondas. Casi nos supone una violación de principios en su carrera. Sin embargo, no habíamos tenido el privilegio de admirar a nuestra protagonista en una tesitura familiar en la que los guiones plantean situaciones excitantes. En PervMom ha dejado huella de su evolución y nos deshacemos en piropos.