in

Carla Díaz, la nueva sexualidad de la serie «Élite»

En JaqueMateAteos ya habíamos subrayado el marcado carácter erótico que utilizan en la serie «Élite» para subir la audiencia. Una estrategia de marketing que funciona muy bien cuando las protagonistas principales son jóvenes y atractivas actrices españolas como Ester Expósito y María Pedraza. Sin embargo, los directivos de Netflix han decidido echar más picante a la última temporada de la serie (la 4º) fichando a Carla Díaz, actriz madrileña de 22 años que ha entrado en el reparto cargada con una dosis extra de sexualidad. Lo decimos por las escenas de sexo tan subidas de tono que protagoniza, porque casi rozan la indecencia pública.

La nueva estrella de «Élite» —la producción más conocida del gigante del streming— tomará el papel de Ari Blanco y será la típica rebelde con los sentimientos a flor de piel que mantendrá relaciones sexuales con sus compañeros. De hecho, en apenas un par de capítulos ya ha echado un espectacular polvo que deja muy poco a la imaginación. Algo muy habitual en las estudiantes de Las Encinas el que sus vidas giren en torno al amor y líos emocionales.

Pero hay vida más allá de el que es su papel más sexual. Y es que Carla Díaz no es una desconocida en la pequeña pantalla. Fue uno de los rostros más conocidos de los capítulos de «Madres. Amor y Vida», donde interpretaba a una chica con anorexia que está ingresada en un hospital. Uno de los personajes principales más importantes del elenco, no solo por ser la hija de Belén Rueda.