in

Dalila: la pornostar que vino del intolerante Marruecos de los 90

Mucho antes de que la odiosa y polémica starlet Mia Khalifa cabreara a los radicales islamistas (la libanesa recibió amenazas de muerte por parte de Oriente Medio), el mundo del porno tuvo otro abrupto encontronazo con el integrismo religioso. Nos referimos al caso de la starlet Dalila (también llamada Denise Drake), una actriz porno nacida en Marruecos (Casablaca, 1968) que levantó ampollas en la comunidad musulmana cuando decidió incursionar en el porno europeo de los años 90. Así que hagamos un viaje al pasado con las estrellas eróticas de ayer para sacar a flote estos pedacitos de historia del porno vintage.

Dalila nació en el seno de una familia islamista y tuvo que emigrar a Francia a los 21 años para poder liberar su sexualidad. Una vez emancipada del represivo yugo moral de su país natal, fue cuando empezó a interesarse por la exhibición de su cuerpo, saliendo desnuda en revistas eróticas para más tarde dar el salto al porno casero (el de los VHS). Algún cazatalentos del viejo continente se fijó en sus impecables tetas naturales (su gran baza) y rápidamente el aclamado director italinao Mario Salieri la adoptó como su musa arábiga.

Pronto, la ficharon para las producciones pornográficas del momento, como fue «Drácula» del gran Salieri, y hasta llegó a pisar territorio americano para participar en la saga «Rocco’s True Anal Stories 7». Se retiró en el año 2000 y llegó a rodar unas 70 películas, convirtiéndose en una actriz de culto para muchos pornófilos por la exuberancia árabe de sus facciones.