in

La socorrista Dylan Ryder y sus flotadores de piscina

Esto sí que es una socorrista con unos buenos flotadores. Dos tetas operadas con plástico de calidad capaz de velar por la seguridad de los bañistas. Con esa delantera que tiene la socorrista de esta piscina es normal que los bañistas se hagan los ahogados para ver si les hacen el boca a boca y de paso tocan una teta. Una magnífica escena donde la protagonista es la tetona Dylan Rider, de sobre conocida por su impecable tetamen. Al final no solo salva al chico que se ahoga, sino que acaban teniendo sexo en la piscina sobre una tumbona. Fue a partir de esta escena donde se reconoció el impresionante trabajo de la starlet. No hay más que verla, cuidadosa en sus formas, con una actitud sexual destacada y una belleza refinada cautivadora impropia para actrices americanas.