in

Eliza Ibarra en las estancias sedosas de Vixen

La hemos visto bajar a los inmundos lodos interraciales de Dogfart sin perder la compostura ante una marabunta de pandilleros afroamericanos, y nos deslumbró cuando la vimos brillar con una doble capa de barniz al óleo en la cinta «Oiled Up 7» de Elegant Angel. Sin embargo, la pornostar pescatariana (come pescado pero no carne) ha mantenido un historial de escenas muy similar a la dieta que sigue a rajatabla: sin apenas sexo softcore. Hace unos días se dio un pequeño capricho alimenticio llamado Oliver Flynn para probar de una vez por todas, en las sedosas estancias de Vixen, la modalidad de porno para mujeres. Ahora si que podemos decir que ha saldado la cuenta que tenía pendiente con el citado subgénero.