in

Kimmy Granger y sus 50 sombras anales

Los días de gloria de Kimmy Granger ya pasaron y no volverán. La pornostar californiana está fuera de servicio desde que se mudó a Onlyfans, la detestable red social de pago que está haciendo estragos en la industria pornográfica, y aunque hace pocos meses volvió al circuito profesional de la mano de Brazzers, continúa grabando casi en exclusiva desde la intimidad de su hogar. Ahora, la vaquera del porno vuelve a repetir maniobra rectal en «50 Shades Of Anal», otro intento amateur por captar clientela utilizando sus mejores armas de mujer: cabalgar furiosamente a lomos de un buen semental. Una escena anal que hemos conseguido sin pagar un euro gracias a la magia de internet.