in

La supuesta violación «real» de Leigh Raven

Si estáis puestos en el tinglado del porno sabréis que hace unas semanas apareció en el conocido portal de Efukt —una web que se hace eco de las anécdotas porno más freaks de internet— una secuencia del vídeo de la supuesta violación de Leigh Raven. Y es que la conocida pornostar de cabeza rapada presentó una denunció falsa porque, a su juicio, la productora Black Payback no respetó los límites sexuales (pactados de antemano) para una escena. Según cuenta la starlette gótica el actor afroamericano Rico Strong le lesionó el cérvix al estar en una postura delicada a pesar de que ella avisó de antemano del riesgo.

Desde JaqueMateAteos hemos visionado todo el metraje y no hemos visto en ningún momento que la actriz se queje o haga gesto alguno de que está sufriendo con el abuso físico fingido. El problema aquí radica en que si pactas de antemano someterte y después te arrepientes no te pagan lo acordado, por lo que las chicas se ven forzadas y coaccionadas de alguna manera.

Lo cierto es que, aunque muchas pornostars han pasado por el trance de realizar prácticas sexuales violentas que pongan en riesgo su integridad física y han salido contentas del set de grabación, otras no han salido airosas de tal situación. Siendo un conocido caso el de Riley Nixon en el portal Facial Abuse, que le apretaron tanto la tráquea que se la dañaron y el director tuvo que detener el rodaje.

Riley Nixon en Facial Abuse