in

Lily Larimar, la nueva bienaventurada de la saga «Super Cute»

La imparable saga pornográfica de «Super Cute» (Hard X) acaba de lanzar al mercado la edición Nº 13 haciendo acopio de pornostars cuya presencia inmaculada e ingenua nos ocultan sus sucios y profundos deseos sexuales (la inlcusión de la loba Jane Wilde fue la excepción de la norma). En esta ocasión, la directora Mason ha escogido a la californiana Lily Larimar para encabezar a este séquito de muchachas extrovertidas que exudan ternura por todos los poros de su piel y parecen no haber concebido el pecado carnal. De hecho, el título lleva a los espectadores a contemplar a una Lily tan entrañable que nos hace recordar intensamente su imagen de eterna y dulce hermanastra. Un pensamiento que encaja como un guante en este escaparate de amores angelicales.