in

El porno anal de Maddy May, candidata al «Best New Starlet» AVN Awards 2022

Las múltiples papeletas que tiene la estadounidense Maddy May para lograr el premio «Mejor Nueva Starlet» en los AVN Awards 2022 se basan en un impulso sexual preparado para el porno gonzo, un precoz ímpetu anal que le permite contraer el ano a voluntad propia y unos coloridos tatuajes estratégicamente colocados que le otorgan cierto look rebelde. De hecho, es por su pasmosa facilidad para rodar coitos anales —Mike Adriano entraba como la mantequilla por su esfínter— por la que el cineasta Chris Stream la ha expuesto en la película «Outrageous Anal 2»; para que se deje sodomizar hasta que resuenen las trompetas del Apocalipsis.

Si a eso le sumamos su peculiar imagen de chica incorregible y que muestra un control extraordinario a lo largo de las escenas, a menudo dictando su ritmo mientras los coprotagonistas masculinos la siguen, entendemos porque también está incluida en una cinta que opta a llevarse el galardón de «Mejor Escena de Sexo Anal«: Mick’s Pornstar Initiations 4, BAM Visions/Evil Angel. Por algo le pegamos hace unas semanas la etiqueta del futuro de la sodomía en la industria yanki. Es lo que tiene no bajar el pistón y tener un pozo de perforación por ojete.