in

Maya Woulfe, un espíritu nómada del porno

El enigmático rostro de Maya Woulfe (24 años) es un reflejo de la evolución de la pornografía hacia rutas minoristas que huyen de las grandes audiencias genéricas. Una actualización del negocio que no ha pasado desapercibido por el mayor cazatalentos de la industria de adultos, Mark Spiegler, que acaba de incluir a esta Suicide Girl y artista multigénero (a saber qué significa eso) en su selecta vitrina de starlets especiales; justo al lado de Mackenzie Moss y Jada Kai.

En este sentido, Maya personifica ese nomadismo en starlets estadounidenses que, por su proverbial rostro, han alcanzado un impacto en la industria de adultos. Hablamos de ninfas arcanas especialmente diseñadas para protagonizar las sutiles escenas de PureTaboo y sus historias alimentadas por el morbo de una relación tóxica.

Starlets que, como notables chicas Spiegler que son, han sido entrenadas en variedad de referencias sexuales y podrían estar registradas en las sagradas escrituras pornográficas, si existieran, pues prácticamente son espíritus sexuales poco remilgados con los placeres carnales y mucho más abiertos de mente para experimentar.