in

Pepper Hart deja mirar a su cornudo marido

El año pasado cuando por estas mismas fechas se presentó a las filas del porno la rojiza Pepper Hart, poco a poco se le fueron viendo sus intenciones para aceptar todo sometimiento que le subiera el caché. Desde anales pactados hasta intensos raciales desde el mismo primer día de su carrera, además sin dar muestras de un atisbo de límite. Hace unas semanas cerró este desatado ciclo de plena vorágine sexual presentándose a un rodaje de Dogfart Network para ser el centro de atención en una sesión de cuckold en medio de la que creo que es su primera gangbang de negratas. Esta campechana de Portland ha enamorado hasta las trancas a su marido con su felpudo rojizo y lo emplea como un juguete imponiéndole mirar mientras que un atajo de mandingos se la benefician en su misma cama de matrimonio.