in

Anya Krey en su sesión de sexo más degradante

En Public Disgrace, la web más denigrante de Kink, nunca se han cortado un pelo a la hora de sacar a la calle a pornostars semidesnudas atadas con correas para humillarlas públicamente. Una de las pocas que pasaron por el portal y puede contarlo —otras se vieron obligadas a retirarse de la pornografía porque la escena superó sus límites sexuales (todos recordamos el vergonzoso caso extremo de Alina Li)— es la rumana Anya Krey, una auténtica zorra del Este que ya venía con la lección aprendida al llevar en el candelero desde 2017. Así que vamos a darle la bienvenida en su sesión de vergüenza pública donde es paseada como una perra con collar al cuello por las calles soleadas de Madrid por su ama Tina Kay, para después rematar la faena en un bar en el que la espera Steve Holmes.