in

El retorno de Isis Love a las estancias de Kink

Parece mentira que jamás hayamos pronunciado el nombre de Isis Love en esta santa casa sabiendo que la starlet de California, por cuyas venas circulan genes jamaicanos y franceses, lleva dos décadas ininterrumpidas trabajando en la industria de adultos y ha rodado casi 900 escenas pornográficas. Sea como sea, tenemos que enmendar este error y publicar material de una de las MILFs norteamericanas con más solera cuyos imponentes dotes sexuales han sido expuestos discretamente en los dominios de Kink. Y decimos discretamente porque acumula 385 escenas en la famosa armería de San Francisco —la sede de la productora fue una fábrica de armas— y apenas se ha hecho eco en la comunidad de pornófilos.

El año pasado por fin se le reconoció su entereza y sacrificio en este tipo de porno con tortura, dominación y correctivos, pues los Premios AVN la nominaron para la mejor escena de sexo lésbico en grupo: «Isis Love Returns: Gia DiMarco and Alex More Welcome the Goddess Home». Una merecidísima candidatura aprovechando que que acaba de cumplir 40 años y no ha perdido ni una pizca de su deslumbrante figura, pues a pesar de haber sobrepasado la delgada línea temporal de los roles generacionales (de MILF a madura), parece que conserva su belleza en un tarro de formol. Alex More y Gia DiMarco completan el reparto.