in

Sonia Monroy, la sempiterna famosilla española desnuda

El cuerpazo explosivo de Sonia Monroy (Sonia Monroig Casals, 49 años), incrustado desnudo y sin secretos en centenares de revistas eróticas, no es el único culpable de que se convirtiera en carne de cañón para programas nocturnos de finales de los noventa como «Esta Noche Cruzamos el Mississippi» (1996), «TNT» y «Crónicas Marcianas» (1997). Digamos que su apabullante facilidad para acostarse con plantillas enteras de equipos de fútbol también contribuyeron a engrosar su fama de rompecorazones, por no mencionar que la barcelonesa se solía relacionar, en sus círculos más íntimos, con otras chicas que siempre llevaban a cuestas esa imagen quemada de «tía buena» de la televisión: amiga íntima de Yola Berrocal y competidora directa de Malena Gracia (aunque no sabemos muy bien si en el mundo de la música o en el de los mejores pechos).

Sus inicios televisivos

El buen ojo del periodista Pepe Navarro la dio a conocer en el famoso late night antes mencionado y Javier Sardá no tardó en ficharla para «Crónicas Marcianas», siendo el pistoletazo de salida a su amplia y variada vida televisiva. Actriz de películas y series, stripper, modelo, bailarina, cantante, y muchas polémicas amorosas que todavía tiene pendiente con el mundo del corazón, son la variada hoja laboral de esta polifacética artista que igual envuelve su cuerpo con un vestido de los colores de la bandera española que te hace un Sálvame contando anécdotas de su vida personal.

Cantante del grupo «Sex Bomb»

Una vez convertida en uno de los rostros televisivos más populares, tanto a nivel pajillero juvenil como de la prensa rosa, Sonia hizo sus pinitos como cantante en el famoso grupo musical «Sex Bomb» (2001), un frikigrupo destinado al fracaso cuyas integrantes sobresalían más por el tamaño de sus tetas que por su dulce voz. Al mismo tiempo, se destapaba su turbio pasado y rentabilizaba su carrusel de relaciones sentimentales y polémicos affairs como el del futbolista Romario del Dream Team o su salvaje vida sexual con Makelele del Real Madrid. Tiempo después presentó su candidatura al Festival de Eurovisión (2009), pero eso es otra historia.

Participante de «Supervivientes» (2011)

Sobre su físico hay poco que contar. Estamos ante una famosilla que ha basado su vida en intentar ir noche y día cargada de sensualidad y erotismo. Rodeada de un glamour soez, ya sea como presentadora, bailando, cantando, con el chocho al desnudo… todo esfuerzo valía con tal de seguir mamando de la teta de la actualidad. Incluso hizo sus pinitos en varios realitys de Telecinco reconvirtiéndose en participante de «Supervivientes» o «Campamento de Verano».

Sus pinitos como actriz

Ahí donde la veis Sonia Monroy estuvo a punto de ganar el premio Goya (2014) cuando la academia de cine española la nominó como mejor actriz revelación. No sabemos si hubo algún soborno de por medio, pero viendo su interpretación en la película de terror «Serie B» damos fe que la polifacética catalana vale para mucho más que grabar videoclips subidos de tono. Tal vez fue por eso por lo que Santiago Segura incluyera a la vedette en Torrente 4, o tal vez solo quería ver sus grandes tetas operadas.

Sus últimos años como famosa

Sus aspiraciones de convertirse en una famosa actriz y llegar a trabajar con Tom Cruise llegaron a tal punto que se trasladó a Los Ángeles para poder hacer su sueño realidad. Desconocemos como le va al otro lado del charco y si su carrera artística da para más que unos cameos en alguna telenovela, pero lo que si sabemos es que a finales de 2016 reapareció en las revistas de papel cuché para anunciar que se casaba con un joven colombiano desconocido cuyas iniciales respondían a JC ¿Amor verdadero? Viendo que su marido tiene como 20 años menos nos tememos lo que todos tenemos en mente: él por sexo y ella por dinero.

Para cerrar solo decir que desde JaqueMateAteos hemos querido rendirle un pequeño homenaje a esta veterana de la pequeña pantalla con mil palos dados en todo tipo de programas por la cual le tenemos un cariño especial, al igual que a todas aquellas golfillas que calentaban la parrilla televisiva y hacían su agosto con las eróticas portadas de Interviu. Algo que, por cierto, Sonia tiene el record de ser la chica que más veces ha salido en su portada (12 sesiones en pelotas).