Search
Generic filters

Etiqueta: bondage

Bondage: follar atada de manos y pies

Bondage

El término bondage en el porno se refiere a esa modalidad sexual del BDSM que consiste en follar atada con sogas y cuerdas alrededor de tu cuerpo. La palabra viene de una mezcla del idioma inglés y del francés y tiene como significado “esclavitud”, un paralelismo simbólico con estar las sumisas pornostars atadas e inmovilizadas sin poder moverse.

En términos eróticos y sobre todo en escenas de cine para adultos los vídeos bondage consisten en inmovilizar el cuerpo de las starlets para posteriormente será folladas maniatadas y controladas en todo momento. Una posición de indefensión que excita a los amantes de esta práctica sexual que raya la parafilia y perversión. Todo se resume en ser atada o atar.

La práctica sexual del bondage: sus secretos

Para emplear esta técnica erótica se usan cuerdas, esposas de terciopelo (para evitar rozaduras), cadenas, cinta adhesiva, telas… Cualquier material que permita inmovilizar a la otra persona y tenerla atada por largo tiempo. También mencionar que en la mayoría de los vídeos porno bondage, aparte del rol ama y esclavo donde se aten de manos y pies, en ocasiones se emplean vendas para tapar los ojos. Un elemento que se emplea para amentar el placer ya que al no recibir ningún estímulo visual se potencian otros sentidos.

Sexo con ataduras y mordazas para sentirte cautiva

No hay que ser un genio para darse cuenta de que en el porno comercial apenas existen encuentros en el que las starlets sean sometidas al cautiverio de los nudos y de las cuerdas. Por desgracia las ataduras de esta excitante práctica sexual son consumidos por una minoría por la rareza del asunto.

Gracias a Dios y cada vez más muchas mujeres se abren ante esta forma de entender la sexualidad. Sintiéndose prisioneras de sus amos y convirtiéndose en esclavas sumisas que disfrutan del placer que pueda darles su amo. El sentirse cautivas es un elemento muy poderoso a la hora de follar que bien utilizado abre la mente al máximo para sentir nuevas experiencias.

Además, el placer producido por la suspensión o inmovilización de tu cuerpo se le puede añadir un extra de morbo siendo azotada levemente en plan sadomasoquista.

El juego con las cuerdas bondage

La sensación que tiene la mujer atada y la frustración derivada de los intentos de liberarse de las cuerdas y cintas, forma parte de estos juegos de dominación y sumisión del bondage. Es aquí cuando la excitación la produce la misma persona que domina el rol dominante, la cual mantiene el control absoluto de las emociones, sensaciones y placeres de su sumiso.

La mayoría de las personas que disfrutan con esta práctica sexual, lo hacen por medio de un placer creativo y estético (de ahí que se llame arte del bondage). Sustituyen la penetración por otro tipo de estímulos, que mayormente se ubican en la mente y el morbo de la pareja o personas que intervienen.

Y es que a día de hoy estos vídeos eróticos de atar a la gente para follárselos son toda una incógnita para los únicamente versados en la sexualidad heteronormativa. Al menos este gusto por estar ligado se está expandiendo en sitios webs especializados pudiendo encontrar todo tipo de vídeos XXX que tanto llaman la curiosidad. ¿Te animas a practicarlo?