in

Marlene Mourreau, la famosa desnudez de la explosiva vedette francesa de TVE

Agarraos que viene curva. La espectacular Marlene Mourreau aterrizó en la España de 1991 siendo ya una reputada vedette francesa con un amplio currículum como modelo erótica. Era una rubia explosiva venida de Francia —le faltó muy poco para ganar el certamen de Miss Francia 1986— que con su impresionante físico y actuaciones ligeritas de ropa conquistó a los hombres de toda una generación. Fue contratada por TVE gracias al ojo avizor de José Luís Moreno y pronto empezó a participar en programas eróticos como «El Semáforo», del gran Chicho Ibáñez Serrador, desde donde se catapultó a la fama nacional.

Su elegancia, belleza y sensualidad carnal la elevaron a ser una de las presentadoras estrellas de «Noche de Fiesta», aquel espectáculo nocturno donde despampanantes chicas desfilaban con lencería casi pornográfica. Y es que era más polifacética que un camaleón: artista de variedades, estríper, colaboradora, actriz, pin-up, y hasta dicen las malas lenguas que fue la madame del burdel más exclusivo de Europa. Toda una show woman que fue una de las famosas más demandadas en las páginas del papel couché.

Se la relacionó con varios hombres poderosos de la televisión, como Pepe Navarro y el gallego Jesús Vázquez. Aunque con este último todo fue una mentira mediática y aquella sesión fotográfica en las que apareció en topless junto al presentador homosexual, dándose besos abrazados en una playa, fueron un montaje en toda regla para lanzar la carrera de ambos. Aunque no entendemos el porqué, ya que sus famosos estriptís, con dos pechos diabólicamente perfectos, la podían encumbrar a la fama por sí solos.

Pasó por varios realitys de Telecinco con notable éxito. Desde ser la ganadora de la 1ª edición de Gran Hermano VIP (2004), donde sedujo al actor italiano Fabio Testi exhibiéndose desnuda en varias ocasiones, hasta su breve paso por el caribe de «Supervivientes» (2006) porque la audiencia la expulsó en cuanto tuvo la mínima oportunidad. Eso sí, en cuanto regresó a Madrid la revista Interviu la sacó en topless en su portada, llegando a ser una de las ediciones más vendidas de la historia. Posiblemente la famosa desnuda más expuesta entre sus reportajes.

La gabacha estuvo en lo más alto durante la década de los 90. Tuvo el honor de ser una sex symbol de doble nacionalidad (española y francesa) y mito erótico de la pequeña pantalla. Un fenómeno histórico venido del mundo del cabaret que hizo de su erotismo puro arte y que poco le faltó para consolidarse como la heredera europea de Marilyn Monroe. Siempre decidida por mostrarnos su cuerpo desprovisto de cualquier obstáculo.

Mención especial cuando acudió al difunto programa del corazón de Antena 3 y le hicieron una entrevista en riguroso directo donde ella misma se declaraba una ninfómana adicta al sexo. Fue sometida al polígrafo (la máquina de la verdad) respondiendo a preguntas íntimas sobre su vida y descubriéndonos sus vicios mejor guardados. Todo ello cruzando las piernas cada dos por tres y enseñándonos su entrepierna al más puro estilo Sharon Stone de Instinto Básico. Sí amigos, acudió sin bragas al programa. Casi nada.

Por cierto, la francesa-española de mirada verde infinita también fue capturada como Dios la trajo al mundo en la revista Primera Línea, la de Torito, en una sesión de fotos que no oculta ni un centímetro de su piel.